Procuración Penitenciaria de la Nación. Registro Nacional de Torturas y/o Malos Tratos (informe 2017)

Sumario: 

Durante el 2017, se registró un total de 1.408 víctimas que permiten la individualización de 5.328 hechos de tortura y/o malos tratos penitenciarios. Estos datos se desprenden del informe del Registro nacional de casos de torturas y/o malos tratos (RNCT).  

El informe fue realizado en el marco de un trabajo interinstitucional de monitoreo e inspección de la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el Grupo de Estudios sobre sistema penal y Derechos Humanos (GESPyDH).

El informe advierte un crecimiento sostenido de la población encarcelada en los últimos años. En un desagregado, el servicio penitenciario federal registraba 11.904 detenidos distribuidos en 35 cárceles; mientras que el servicio bonaerense llegaba a 39.870 detenidos distribuidos en 57 cárceles, a lo que debería sumarse 3097 personas alojadas en Comisarías. Entre los dos servicios penitenciarios alojan a más del 60% de la población encarcelada del país en 92 establecimientos carcelarios.

El resto de la población, se distribuye en aproximadamente 200 establecimientos ubicados en las restantes 23 provincias, y se encuentra alojada tanto en servicios penitenciarios provinciales y en unidades de detención policiales.

 

En el caso de la provincia de Buenos Aires, en total se registraron 2.818 hechos de torturas sufridos por 589 víctimas. La principal denuncia es la falta o deficiente asistencia de la salud, a esto se suman las malas condiciones materiales de detención, falta o deficiente alimentación, impedimentos de vinculación familiar y social, agresiones físicas y requisa personal vejatoria son los restantes tipos de tortura más denunciados.

 

Según el informe, se relevaron 1.408 víctimas que denunciaron 5.328 hechos de torturas y/o malos tratos. La mayoría de las víctimas tienen menos de 35 años.

Las agresiones físicas se presentan nuevamente como el tipo de tortura relevado con mayor frecuencia, las que incluyen actos combinados de golpes de puño, patadas, palazos, y en ocasiones comprenden otras modalidades de agresión como el uso de gas pimienta o lacrimógeno, entre otras.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, en total se registraron 2.818 hechos de torturas sufridos por 589 víctimas. La principal denuncia es la falta o deficiente asistencia de la salud, a esto se suman las malas condiciones materiales de detención, falta o deficiente alimentación, impedimentos de vinculación familiar y social, agresiones físicas y requisa personal vejatoria son los restantes tipos de tortura más denunciados.

El informe también hace un desagregado de estos hechos durante la aprehensión, traslado y alojamiento en comisarías y otras dependencias de las fuerzas de seguridad. Durante el 2017, se registraron 971 casos de malos tratos y/o torturas sufridos por 218 víctimas, y más de la mitad corresponde sólo a la provincia de Buenos Aires. Las agresiones físicas y las malas condiciones materiales de detención son los principales hechos denunciados.

Descargar archivo 1 : miscelaneas47052.pdf
  COMENTAR