Régimen penal juvenil. Modificación de la pena de prisión por pena de prisión domiciliaria con control por monitoreo electrónico

Local \ Catamarca \ Juzgado de Responsabilidad Juvenil de Primera Nominación
Fecha resolución: 07 - Ago - 2020
La sentencia emitida por el Juzgado de Responsabilidad Juvenil de Primera Nominación de Catamarca a cargo del juez Rodrigo Morabito, se enmarca en una nueva forma de pensar las sanciones desde el punto de vista del régimen penal juvenil y los límites al poder punitivo del Estado de conformidad a los estándares internacionales de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes. 
El fallo de Rodrigo Morabito, modificó una pena de prisión efectiva oportunamente impuesta a un joven que al momento de los hechos era menor de edad, por el Tribunal que él mismo integró como juez de juicio conjuntamente con otros magistrados.
La nueva ley de Procedimiento Penal Juvenil de la provincia (Ley provincial 5.544), habilita a tomar medidas alternativas a las sanciones impuestas; por lo que Morabito haciendo una interpretación acorde a la especialización en la temática y de acuerdo a los estándares internacionales modificó una pena de prisión a 4 años de pena privativa de libertad, por una sanción de vigilancia electrónica bajo la modalidad de prisión domiciliaria. Asimismo, Morabito dio las razones acerca de porqué los jóvenes entre los 18 y los 21 años, no pueden pasar automáticamente a un establecimiento carcelario debido a que la adquisición de la mayoría de edad en el sistema penal juvenil es distinta a la del régimen civil. Al mismo tiempo, el fallo trata las cuestiones relativas a los niños, niñas y adolescentes en los contextos de encierro y las consecuencias negativas y perjudiciales que puede llegar a provocarles el encierro en estos tiempos excepcionales de pandemia mundial debido al virus del Covid-19. 
Sin dudas que el fallo es un avance en materia de niñez en conflicto con la ley penal, a la vez que implica un reconocimiento expreso de los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes que cometen delitos en tiempos difíciles para la humanidad y, una forma de limitar al poder penal del Estado frente a sujetos de derechos vulnerables en busca de otras alternativas sancionatorias que impliquen su menor violencia y garanticen, a la vez, los derechos de las víctimas en el proceso penal.   
Descargar archivo 1 : fallos49253.pdf
  COMENTAR