Tentativa de robo simple en concurso ideal con desobediencia a las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional para impedir la introducción o propagación de una epidemia - Elementos de prueba suficientes para agravar su situación procesal

Nacional \ Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional
Fecha resolución: 08 - Jun - 2020

“(…) I. Hechos Según surge de la decisión impugnada los eventos que se atribuyen al nombrado son: “I) Aquel ocurrido el 19 de abril de 2020 alrededor de las 13.40 hs oportunidad en la que sustrajo del bolsillo trasero del pantalón de J. A. M. (de 67 años de edad), quien se hallaba caminando por la vereda par de la calle.... entre la calle.... y Av....de esta ciudad, su teléfono celular marca Motorola modelo G ‘Play’ negro IMEI ….., provocando que el damnificado perdiera el equilibrio y cayera al suelo. Como consecuencia de lo antedicho, M. le cuestionó su accionar al encausado, quien le refirió ‘yo no tengo nada ¿no ves que no tengo nada? Mirá’ (sic) al tiempo que le exhibía los bolsillos de su campera. Dicha secuencia fue advertida por el Oficial Primero Nicolás Martín Borneo, quien se acercó para esclarecer la situación, ocasión en la que el encausado le arrojó el celular que fuere posteriormente reconocido como propio por el damnificado, al suelo, y le manifestó ‘bueno, ahí lo tenés’ (sic) intentando darse a la fuga, pero siendo finamente detenido en la altura catastral......de la calle...... II)

Así también, se le atribuye haber violado las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional, para impedir la propagación de la pandemia del virus COVID-19, concretamente, el aislamiento social preventivo y obligatorio para palear la emergencia sanitaria decretada en todo el territorio nacional desde el pasado 19 de marzo de 2020 (DNU nro. 260/2020 y 297/2020) y en principio, hasta el día 26 de abril del corriente año (DNU 325/20 y 355/20).

En efecto, el imputado omitió permanecer en su residencia habitual, sita en la calle ….... habitación 2 de esta Ciudad, el día 19 de abril del año 2020 a las 13.40 horas, tal como lo dispone el decreto 297/2020 y sus prórrogas, no contando al momento de su detención con un permiso válido que lo habilitase a circular, emitido por autoridad competente, ni tampoco realizando desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos.

II. Del fondo de la cuestión traída a nuestro conocimiento Llegado el momento de resolver, entendemos que los agravios articulados por la asistencia técnica, confrontados con las actas que componen el legajo, resultan insuficientes para conmover los fundamentos de la resolución recurrida, por lo que será homologada. 

En ese sentido, se advierte que el Oficial Primero Nicolás Martín Borneo ha descripto la integridad del evento que se endilga a Ávila Lépez de un modo preciso y contundente, ocurrido durante el período de aislamiento social obligatorio decretado por el Poder Ejecutivo Nacional (cfr. fs. 3/vta. del sumario policial incorporado al sistema de causas Lex 100).

El nombrado sostuvo que mientras se hallaba cumpliendo funciones sobre la calle ….., entre la Avenida ….. y …....de esta ciudad, vio que en la vereda de enfrente, un sujeto vestido con remera amarilla y pantalón y campera negros tomó algo del bolsillo trasero del pantalón de otra persona que caminaba delante. Debido a ello este último perdió el equilibrio, trastabillando, sin terminar de caer al piso, para luego cuestionar a su agresor por su conducta. Ante lo que acontecía, el preventor cruzó y al ser advertida su presencia por el individuo vestido de negro, éste arrojó un teléfono móvil al piso diciendo “bueno, ahí lo tenés”. Agregó que el damnificado le refirió que el teléfono era suyo y que el otro se lo había sustraído. Finalmente, afirmó que Ávila Lépez hizo un ademán que interpretó como un intento de huida, por lo que solicitó refuerzos. 

El aporte efectuado por el preventor se ha visto corroborado por los dichos de la propia víctima, quien relató el suceso de modo semejante (cfr. fs. 11/vta.).

Además, de las vistas fotográficas de fs. 19 del sumario policial aludido se aprecia con suma claridad la correspondencia entre la vestimenta descripta tanto por Borneo como por M. con la que llevaba el imputado al ser detenido. 

Respecto a las manifestaciones que hiciera al declarar en indagatoria, si bien negó haberse apoderado de bienes ajenos, admitió haberse encontrado en el lugar de los hechos y haber sido interceptado por personal policial mientras se hallaba con el damnificado. En punto a las citas que efectuara el imputado, a diferencia de lo sostenido por la defensa, se aprecia que éstas han sido evacuadas. Por una parte, se ha solicitado a la División Centro de Monitoreo Urbano el envío de los registros fílmicos correspondientes, sin embargo dicha dependencia informó que no existen cámaras de seguridad en las inmediaciones del sitio indicado. Por otro lado, se ha ampliado la declaración de la víctima, quien fue contundente al sostener que no conoce a su agresor.

Todas esas circunstancias tornan verosímil la versión de cargo y nos llevan a considerar que en autos existe un estado de probabilidad positiva respecto a la ocurrencia del evento disvalioso y la intervención que en él le cupo a Ávila Lépez.

En definitiva, reiteramos, el plexo probatorio reunido refuta las críticas a las que se ciñe la defensa por lo que corresponde homologar el procesamiento impugnado y así habilitar el pase del asunto a instancias ulteriores, en las que podrá debatirse en un ámbito de mayor amplitud las cuestiones que la parte recurrente estime necesarias (...)

Descargar archivo 1 : fallos48983.pdf
  COMENTAR