Recurso de casación. Principio de taxatividad. Recusación. Imparcialidad objetiva

Local \ Córdoba \ Superior Tribunal de Justicia de Córdoba
Fecha resolución: 28 - Abr - 2015

RECURSOS. Principio de taxatividad. RECURSO DE CASACION. Impugnabilidad objetiva: Sentencia definitiva. Resolución equiparable a sentencia definitiva. Resolución que decide una recusación. Supuestos equiparables a sentencia definitiva. RECUSACIÓN. Imparcialidad objetiva del tribunal. Fallos arbitrarios o contrarios a los propios intereses.

I. El art. 443 CPP, en tanto prescribe que las resoluciones judiciales serán recurribles sólo por los medios y en los casos expresamente establecidos, consagra el principio de taxatividad, según el cual los recursos proceden en los casos expresamente previstos. De tal modo, si la resolución que se  ataca  no  está  captada como objeto impugnable dentro del elenco consagrado por la ley adjetiva, el recurso es formalmente improcedente, salvo que se introduzca dentro de la vía recursiva, el cuestionamiento de la constitucionalidad de las reglas limitativas a los efectos de remover tales obstáculos.

II. En lo que al recurso de casación se refiere, el Código Procesal Penal limita las resoluciones recurribles en casación a las sentencias definitivas y a los autos que pongan fin a la pena, o que hacen imposible que continúen, o que denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena (art. 469) y a los autos que resuelven los incidentes de la ejecución de las penas (art. 502). A partir de dicho marco normativo, se ha interpretado que sentencia definitiva es la última que se puede dictar sobre el fondo del asunto y que, a los fines de esta vía recursiva, lo son la sentencia de sobreseimiento confirmada por la Cámara de Acusación o la sentencia condenatoria o absolutoria dictada luego del debate, como asimismo la del tribunal de apelación que ordena al Juez de Instrucción que dicte el sobreseimiento. Se ha sostenido que aunque las resoluciones mencionadas constituyen sentencia definitiva en sentido propio, su rasgo conceptual característico es que se trate de una resolución que pone fin al proceso.

 

III. Por una consolidada vía pretoriana, se ha equiparado a sentencia definitiva aquellos supuestos en los que la resolución en crisis acarrea un gravamen de difícil, tardía o imposible reparación ulterior, extremo que debe acreditar concretamente el impugnante.

 

IV. Aunque como regla las resoluciones que se pronuncian sobre recusaciones no resultan equiparables a sentencia definitiva, constituye una excepción aquélla que versa sobre la imparcialidad objetiva de los magistrados. Ello por cuanto se trata de una decisión que produce gravamen irreparable, dado que se trate de cuestiones que deben considerarse de manera inmediata para evitar que el proceso progrese ante un juez sospechado de parcialidad.

 

V. La existencia de fallos contrarios a los propios intereses no es motivo suficiente para sospechar la falta de imparcialidad de un magistrado, ni tampoco lo es la presunta arbitrariedad de tales resoluciones (para lo cual existen los pertinentes remedios procesales), si no se alegan otras circunstancias a partir de las cuales aquélla pueda seriamente inferirse o sospecharse.

 

TSJ, Sala Penal, A. n° 145, 25/4/2015, “VALLE, Omar Alfredo p.s.a. homicidio culposo, etc. –Recurso de Queja–” Vocales: Cáceres de Bollati, Sesín, Rubio.

Descargar archivo 1 : fallos42032.pdf
  COMENTAR