La comunidad y (en) la cárcel

Desde hace casi un año, en las sesenta unidades del Sistema Penitenciario Bonaerense, se encuentran en funcionamiento los Comités para la Prevención y Resolución de Conflictos.  Se trata de una novedosa herramienta de gestión democrática en contexto de encierro que brinda oportunidades para las personas privadas de la libertad. La propuesta de los Comités surge en base a la iniciativa de Mario Juliano, Esteban Viñas y el Taller Liberté, quienes trabajaron en la idea y luego en el protocolo e impulsaron el funcionamiento del Comité en la cárcel de Batán. Unidad que sería punta de lanza de un proceso constitutivo con avances y retrocesos.

Las autoras recorren el desarrollo de los comités para mostrar como el acercamiento de la sociedad a las unidades penitenciarias implica recuperar la soberanía popular en espacios que se construyen socialmente como alejados, desconocidos, de difícil acceso, donde se crea un ideal de enemigo. Así, la concreción de espacios comunes de intercambio permiten entablar vínculos de confianza, generan diálogo y brindan tranquilidad, aportando a la reducción de los índices de conflictividad.

Descargar archivo 1 : doctrina88930.pdf
  COMENTAR