doctrina

ARRESTO DOMICILIARIO DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD EN CONTEXTO DE PANDEMIA Y CONTROL DE CONVENCIONALIDAD

Existe una crisis sanitaria mundial y ello pone en riesgo la vigencia de los derechos humanos de los individuos y sobre todo de aquellos más vulnerables como son las personas privadas de la libertad que además tienen condiciones de vulnerabilidad adicionales. Se han sentado criterios a través de organismos internacionales mediante los cuales se respeta la efectiva vigencia de los tratados. Garantizar los derechos a la salud y la vida de las personas privadas de la libertad es una obligación internacional y nacional asumida por el Estado argentino. La morigeración del encarcelamiento es un imperativo en casos de riesgo y dicho riesgo constituye una presunción determinada por las normas y resolutivos de los organismos internacionales que admite prueba en contrario. El otorgamiento del arresto domiciliario no procede de manera irreflexiva, sin embargo tampoco debe ser irreflexivo su rechazo. Se debe valorar en cada caso la tensión de derechos en juego en particular los derechos de las víctimas y de las personas privadas de la libertad.

Descargar archivo 1 : doctrina48846.pdf
  COMENTAR