¿Prostitución?: ni sí ni no, sino todo lo contrario. Sesgos empíricos, contradicciones de lege lata y desaciertos de lege ferenda

La   prostitución   constituye,   en   la actualidad,   una   de   las   realidades   existentes   en nuestras sociedades más controvertida. 
Los modelos teóricos   que   se   encuentran   en   las   bases   de las políticas   públicas   parten   de   valoraciones   muy distintas y,  por  tanto,  llegan  a  soluciones  diversas. Además,   ello   no  ha   impedido   que   el   legislador español   los   haya superpuesto.   En   consecuencia, nuestra legalidad vigente es, jurídicamente hablando, un  lugar  poco  seguro  tanto  para  las personas  que  se prostituyen  como  para  los  proxenetas  que obtienen rendimientos económicos. Ahora bien, el denominado ‘modelo sueco’ impulsado recientemente   por   Europa   no   debería   guiar la reforma  del  derecho,  siempre  que  este  pretenda  ser justo con   las   libertades   de   los   ciudadanos   y contundente  con los  delincuentes.  El  abolicionismo del  que  parte  se  basa  en estudios  empíricos  que presentan grandes sesgos e inconsistencias, dado que no   hay   conocimiento   empírico   verdaderamente fiable ni    sobre    el    porcentaje    de    prostitución voluntaria, ni sobre la eficacia del castigo del cliente
Descargar archivo 1 : doctrina46078.pdf
  COMENTAR