Delitos de drogas y sobredosis carcelaria en Colombia

Encarcelar masivamente a poblaciones vulnerables que tienen una participación marginal y son fácilmente reemplazables dentro de la economía ilícita, y que no se benefician sustancialmente de las ganancias que allí se generan, no ha sido eficaz para lograr los propios objetivos que se ha planteado la política de drogas. En efecto, la criminalización de estas personas no ha contribuido sustancialmente a desmontar las organizaciones delictivas ni a reducir la oferta y demanda de drogas ilícitas. No obstante, sí ha sobrecargado el sistema penitenciario, ha desnaturalizado su función, y le ha ocasionado enormes costos fiscales al Estado y al resto de la sociedad. A pesar de que este fenómeno ha sido reconocido por el Gobierno colombiano, el cual ha jugado un papel importante en impulsar el debate sobre la necesidad de que los países de las Américas implementen alternativas al encarcelamiento para los delitos menores de drogas (Cicad, 2013), eso no se ha reflejado en reformas legislativas a las políticas vigentes. Este documento tiene como propósito actualizar investigaciones anteriores del Colectivo de Estudios Drogas y Derecho (CEDD) sobre el impacto de las políticas y las leyes de drogas en el sistema penitenciario colombiano, y agregar nueva evidencia cuantitativa y cualitativa al respecto.  
Descargar archivo 1 : doctrina45559.pdf
  COMENTAR