Regulación del uso de la fuerza y armas de fuego en Guatemala

El Estado es el único que ostenta el monopolio sobre la violencia legítima, y a la vez un mecanismo fundamental para lograr el control, orden y seguridad pública para asegurar una convivencia pacífica y disfrute de los derechos de todo ciudadano. La Organización de Naciones Unidas, emitió en 1979 y 1990 dos instrumentos jurídicos propios del Derecho Internacional, derivados del Derecho Indicativo o Sofw Law, que permiten emplear la violencia legítima pero haciendo una clara diferencia gradual y progresiva de la fuerza, siendo estos el Código de Conducta y los Principios Básicos para el empleo de la fuerza y armas de fuego para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, de los cuales el Estado de Guatemala acepto la resolución en Asamblea de Naciones Unidas. A través del estudio y análisis realizado de la doctrina sobre el uso legítimo de la fuerza, convenios y tratados internacionales, así como de las normativas nacionales, del actuar de la fuerza pública e informes de organizaciones internacionales que velan por los derechos humanos se llegaron a las siguientes conclusiones: No existe actualmente una ley que regule el empleo de la fuerza y armas de fuego para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Guatemala; a pesar de que es el Estado quien ostenta el monopolio de la violencia legítima, para lograr el orden público. Lo que sí, se ubico es doctrina y algunas normas dispersas en la legislación interna.Persisten las violaciones de los derechos humanos por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Guatemala, en ausencia de una ley que regule los alcances y límites para el empleo de la fuerza y armas de fuego, esto se evidencio en los informes de organismos internacionales, que velan por el cumplimiento de los derechos humanos suscritos en tratados internacionales. Por la inexistencia de una ley que regule el empleo de la fuerza y armas de fuego, el ponente propuso un anteproyecto de ley que establezca los alcances y límites a los funcionarios guatemaltecos encargados de hacer cumplir la ley a través de principios básicos y el uso racional y diferenciado de la fuerza, que bien puede ser adoptada e impulsada por el Consejo del Sistema de Seguridad Nacional y proponerla a las instancias pertinentes atendiendo así con compromiso y voluntad política los tratados internacionales suscritos por el Estado de Guatemala.
Descargar archivo 1 : doctrina45172.pdf
  COMENTAR