El encierro punitivo y la reactualización del dolor social

El siguiente artículo es producto de mi tesis de maestría en Salud Mental, donde abordo las representaciones sociales en torno a la
institucionalización en el contexto penal juvenil. La metodología cualitativa permitió recuperar la perspectiva de los sujetos desde una
mirada holística, descriptiva y analítica, mediante entrevistas a jóvenes que transitaron por instituciones de encierroy a informantes
claves del campo jurídico, las ciencias sociales y la salud mental, y el análisis de noticias periodísticas. Para la construcción de datos
se utilizó el método de comparación constante (Soneira, 2006). Se presentan algunos hallazgos en torno a las técnicas de gobierno
institucional que, mediante la gestión de los cuerpos y la producción/administración de sufrimiento psíquico, reactualizan el
dolor social (Scribano, 2007, 2009) incorporado en el cuerpo, originado en las condiciones estructurales de vida, por las falencias
del Estado como garante de derechos y su fuerte presencia desde una vertiente punitiva. De esta manera, la institucionalización tiende a
construir subjetividades precarias, configurándose en instrumento de reproducción del orden social establecido. Estos aportes invitan a
pensar críticamente los sentidos y las prácticas que justifican el encierro con objetivos “socio-educativos”, pero encubren la finalidad
histórica actual de control social sobre ciertos sectores juveniles, considerados peligrosos y productores del riesgo

Descargar archivo 1 : doctrina45088.pdf
  COMENTAR