Imputabilidad y responsabilidad penal de los adolescentes: Una aproximación a su tratamiento en Colombia y en el escenario Latinoamericano

La definición  de  la  figura jurídico-penal  de  imputabilidad no ha  sido pacífica a  lo  largo del  tiempo ni  en  la  doctrina,  ni en  la  jurisprudencia  nacional  e  internacional.  Como consecuencia de esta ausencia de especificidad conceptual en relación con esta materia son muchas las corrientes  y tendencias que han surgido al respecto, intentando cada una desde su orilla ofrecer una explicación clara y coherente de sus fundamentos y de su  ubicación en la  dogmática  de la  teoría  del  delito.  Dada  su  trascendencia,  ya  que  la imputabilidad  se dirige específicamente a averiguar y caracterizar “quienes tienen (o no tienen) la capacidad para ser culpables” (Matkovic,  2002,  pág.  1);  constituye  uno  de  los  ejes nucleares  de  este trabajo la exposición de las diferentes posturas al respecto de su ubicación sistemática.Considerando que  en  la legislación  colombiana para  que  una  conducta  pueda  ser considerada  punible  debe  cumplir  con  tres  requisitos insalvables:  ser  antijurídica,  típica  y culpable,  y  que  además para  que  un  hecho  pueda  ser considerado  culpable,  debe  primero constatarse  que  sea  imputable, se  ha  realizado  una investigación  profunda  acerca  de  los métodos  para  la determinación  de  la  imputabilidad,  sus  causas  y los  factores que  se conjugan  para  que  eventualmente  la  actuación  de  un individuo  pueda  ser  declarada inimputable.De otro lado, se tiene que en la actualidad el asunto de la Responsabilidad Penal de los Adolescentes  reviste  una  gran  importancia,  no  solo  por  las recientes  reformas  legal es  en Colombia de las que ha sido objeto, sino además porque el aumento gradual – e incluso para algunos alarmante−  de  la  delincuencia  juvenil,  reclama  un esfuerzo  por parte  de    la academia  y  desde  el  aparato  institucional  de nuestro  país  para  ofrecer  alternativas  que procuren un tratamiento serio, efectivo y adecuado de esta problemática. En este
escenario es preciso considerar la situación de vulnerabilidad de los adolescentes
para que el abordaje del asunto acoja las circunstancias particulares de tipo social, económico y cultural de este grupo poblacional. La situación creciente de jóvenes en conflicto con la ley es un
fenómeno que nos debe ocupar a todos como sociedad. La familia, la escuela y la comunidad constituyen el primer entorno de protección y prevención.  Sin embargo, la participación articulada de los entes del Estado (justicia, salud, educación,  entre  otros)  también  se  hace apremiante.  Los adolescentes  en conflicto  con  la  ley  son quienes  en  su  trasegar  reflejan  la  desigualdad,  la  pobreza, la exclusión del sistema educativo y del mercado laboral formal. La gran mayoría presenta una historia de  vida  marcada  por  la
violencia  intrafamiliar,  el  abuso,  la  explotación  y  el  uso abusivo  de  sustancias  psicoactivas.  En este  sentido,  el  medio familiar  se  transforma  de entorno protector a entorno de riesgo. Además cuentan con grupos de pares y de adultos que, con  bastante frecuencia,  son  el  camino  a  la  pandilla,  desde  donde  pueden
avanzar  y  ser fácilmente seducidos al camino de la ilegalidad.(Insituto Colombiano de Bienestar
Familiar, 2012).Más estos dos temas no son ajenos: la imputabilidad y la responsabilidad penal de los adolescentes,  pues  en  buena  medida explicar  la  naturaleza  de  la  responsabilidad  penal  de los jóvenes,  implica directamente  abordar  el  tema  de  su imputabilidad  o  inimputabilidad. Con esta perspectiva  como
orientación, la finalidad principal de  este trabajo es  explicar el tratamiento  que  se  le  da  a  la  imputabilidad  en  el marco  de la responsabilidad  penal  de  los adolescentes  en  Colombia  y  en algunos  países  de  Latinoamérica,  cuyo    progreso  resulta
importante revisar por la cercanía de nuestras tradiciones jurídico penales. 

Descargar archivo 1 : doctrina44795.pdf
  COMENTAR