doctrina

Derecho Penal y ciberdelitos. Breves aproximaciones dogmáticas

Nuestro  tiempo  no  tiene  una sola  apariencia. Si  por  un  lado  es  verdad  que  la informática está  muy  lejos  de  hacerse  cargo  de  transformaciones  tan  numerosas  y  tan profundas, por el otro no se puede negar que haya cambiado radicalmente la manera como la  humanidad  se  relaciona  con  el  mundo  y  con  el  tiempo.  La  informática hizo  con  que  el tiempo se  volviera instantáneo, al  paso  que comprimió  las  nociones  de espacio.  Las comunicaciones ya no encuentran más fronteras físicas, y la velocidad guía a las relaciones humanas.  A esta nueva y tan intensa dimensión relacional corresponden nuevos conflictos, que, a su vez, también recurren al Derecho Penal. 
De hecho, algunos de esos delitos ya son conocidos  y  regulados  por  la  ley,  una  vez  que  ya  existían  y  sólo  encontraron en la
informática un nuevo ambiente y nuevas formas de realización. Sin embargo, también hay nuevos  delitos, dotados con  nuevas  características
que traen dificultades  no  sólo para  la efinición  de  los  términos  de  criminalidad,  como  incluso para  la identificación  de  los 
valores  protegidos  por  la  norma.  Dadas  las  condiciones  todavía  incipientes del  derecho positivo,  así  como  las  condiciones  locales  de  cada  sistema  jurídico,  buscamos considerar algunos  problemas  comunes  y  particularmente  sensibles a  nuestras
tradiciones jurídico penal es, con referencia a las propuestas de la Convención de Budapest y la Decisión marco 2005/222/JAI  del Consejo,  pero  sin  dejar  de  lado  el  derecho  positivo  español  y  el brasileño.

Descargar archivo 1 : doctrina44615.pdf
  COMENTAR