CANNABIS MEDICINAL. HEMOS ENCONTRADO UNA SOLUCIÓN: USTED SUFRA MIENTRAS YO INVESTIGO. Observaciones sobre los dictámenes de comisiones parlamentarias.

La propuesta de mayoría, mantiene el conflicto vigente. Los usuarios y familiares, continúan bajo amenaza de sanción penal y sin acceder a su derecho a la salud integral en términos de dignidad y legalidad. La consigna “el dolor no espera”, parece no haber sido entendida por tales sectores.

El dolor no espera a que se realicen nuevas investigaciones; el dolor no espera a que se reconozca la libertad y no exista amenaza de sanción penal sobre los sufrientes; el dolor no espera a que nuestros legisladores estudien a conciencia la materia sobre la que deben legislar; el dolor no espera ni contempla caprichos basados en una retórica demagógica punitiva; el dolor no espera a que se deje de observar a las madres que cultivan medicina para sus hijos, como narcotraficantes; el dolor no espera a la coherencia de quienes afirman que los usuarios no deben ser criminalizados y acto seguido se niegan tercamente a legislar en consecuencia; el dolor es actual y el remedio a la indiferencia del Estado durante décadas basadas en un prohibicionismo absurdo, debe ser urgente.

Hoy existe evidencia suficiente, validada en el alivio individual de cada persona que padece. El reclamo se ha visibilizado como nunca antes. El Estado llega de forma tardía y no debe ni puede éticamente dilatar dicho dolor.  

Descargar archivo 1 : doctrina44286.pdf
  COMENTAR