Mitos, sesgos y estereotipos androcéntricos en la administración de justicia. Tres casos de violación de derechos de niñas y adolescentes víctimas del delito sexual de violación

En una sociedad patriarcal como la nuestra, la violencia de género ha estado presente en todos los ámbitos del quehacer humano. La administración de justicia no ha estado exenta de los sesgos androcéntricos que históricamente han colocado a la mujer en una 
posición  de  subordinación,  opresión  y  discriminación,  en  la  cual  sus  opiniones  y necesidades  reales  no  han  sido  tomadas  en  cuenta  a  la  hora  de  que  el  aparato jurisdiccional, con toda su fuerza y poder, ha tenido que entrar en funcionamiento.     
En este contexto, surge la importancia de una investigación como la presente, la cual se realiza  desde  un  enfoque  cualitativo,  y  tiene  como  objetivo  general  determinar la presencia o no, de sesgos, mitos y estereotipos androcéntricos en la administración de justicia, y de existir, valorar su incidencia en la violación de los derechos de las niñas y adolescentes  víctimas  del  delito  sexual  de  violación  en  los  procesos  penales  juveniles tramitados ante el Juzgado de Familia y Penal Juvenil de Puntarenas, finalizados en el año dos mil cuatro con el dictado de una sentencia absolutoria.Para lograr dicho objetivo, se realiza un análisis documental del 100% de los procesos penales juveniles tramitados ante el Juzgado de Familia y Penal Juvenil de Puntarenas, por  el  delito  sexual  de  violación  en  los  que  las  víctimas  fueron  mujeres  menores  de edad, finalizados en el año dos mil cuatro con el dictado de una sentencia absolutoria, la investigación es jurídica desde una perspectiva género sensitiva, y su área de estudio es  el  Juzgado  de  Familia  y  Penal  Juvenil  de  Puntarenas.  Por  tanto,  se  trata  de  una investigación de carácter local.Las unidades de análisis, son los tres (3) expedientes de los procesos penales juveniles tramitados  ante  el  Juzgado  de  Familia  y  Penal  Juvenil  de  Puntarenas,  por  el  delito sexual de violación, finalizados en el año dos mil cuatro con el dictado de una sentencia absolutoria   y   en   los   que   las   víctimas   fueron   mujeres   menores   de   edad. Estos representan el 100% de dichos procesos judiciales


Descargar archivo 1 : doctrina43330.pdf
  COMENTAR