La integración al empleo de los condenados a una pena privativa de libertad

A través del Programa Reincorpora, que se puso en marcha en el año 2011 y recibe una subvención anual de la Obra Social la Caixa de 100.000 euros, un 79% de los reclusos que cumplen la parte final de su condena en una prisión de León han encontrado un empleo
1.
“Oír la palabra presidiario da miedo, pero todos necesitamos una segunda oportunidad”. 
(Anabel, interna del centro penitenciario de León).
“Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo” (art. 35.1 Constitución Española de 1978).

Desde el estudio del derecho del trabajo me parece sumamente interesante analizar la situación laboral que mantiene el preso durante su estancia en prisión y contemplar las distintas opciones de reinserción en la sociedad tras su puesta en libertad.
La cuestión de los liberados de prisión, al tratarse de un colectivo en riesgo de exclusión social y sus implicaciones laborales y empresariales, además de la importancia que tiene para la sociedad el adecuado funcionamiento del mismo. No podemos olvidar que la reinserción o no de los ex – reclusos es un fenómeno que, en gran medida, nos afecta a todos.
Se persigue en este trabajo es analizar la importancia que tiene para los reclusos el hecho de que las prisiones les den la oportunidad de realizar trabajos durante su estancia en ellas. Así, otros objetivos propuestos al comenzar la investigación fueron los siguientes:
1.
Profundizar en las características esenciales del sistema penitenciario español.
2.
Conocer las distintas formas de trabajo que se realizan dentro del centro penitenciario, si bien todas ellas no son consideradas trabajo productivo
3.
Conocer los derechos y deberes de los que disfrutan los internos, es decir, si son equiparables a los de los trabajadores cuya libertad no se 
encuentra privada.
4.
Analizar qué ocurre con el contrato de trabajo de un delincuente una vez que es condenado, y qué obligaciones tiene la empresa al respecto.
5.
Definir el concepto de exclusión social y laboral e identificar a los colectivos que la sufren.
6.
Analizar las bonificaciones de las que pueden disfrutar las empresas que suscriban contratos con personas liberadas de prisión respecto a sus 
obligaciones con la Seguridad Social.
7.
Profundizar en el conocimiento de las empresas de inserción.Es por este motivo por el que he encontrado conveniente responder al siguiente 
interrogante: ¿Es la cárcel un espacio capaz de reinsertar social y laboralmente al preso en la sociedad por medio del trabajo que en ella se lleva a cabo?  

Descargar archivo 1 : doctrina43235.pdf
  COMENTAR