Mediación penal: ¿Beneficios reales o potenciales?

Junto a la pena, hay otras formas y estrategias de desarrollar el control social. La mediación, en sentido amplio, permite desarrollar la autonomía de las personas, de desarrollar la alteridad y de colaborar con la Administración de Justicia. Concretamente, la mediación penal ofrece la posibilidad de dar un papel protagonista a la víctima, a la vez que hace posible que el delincuente pida perdón a la víctima y restaure el derecho lesionado. Analizaremos las áreas susceptibles de aplicar la mediación penal, dado que en algunas
resulta más controvertido. Intentaremos dar respuesta a algunas críticas que se han formulado con respecto a la mediación penal.

Descargar archivo 1 : doctrina42786.pdf
  COMENTAR