La mediación penitenciaria en Granada

durante  los  últimos  años  se  está  produciendo  un  cambio  en  las  instituciones  penitenciarias, fenómeno  producido  en  parte  por  la  creciente  inmigración  en  nuestro  país  y  los  importantes cambios  legislativos  en  materia  penal.  Esto  supone,  no  solo  el  aumento  de los  internos  en  los centros penitenciarios, sino también la entrada de personas pertenecientes a distintas culturas y étnias que han de convivir y compartir diariamente espacios reducidos.Y es precisamente esta convivencia la que, en muchos casos, produce conflictos e incompatibilidades entre los internos y la necesidad de separarlos para restablecer el orden en el centro. Tanto para los internos como para la institución penitenciaria, el hecho de trasladar a un interno a   otro   departamento   o   módulo   por   incompatibilidad   genera   múltiples   problemas   de organización  y  administrativos,  y  no  responde  al  problema  en  sí,  esto  es,  el  evitar  que  esos conflictos  vuelvan  a  repetirse  tras  la  separación. Para  ello,  se  debe  buscar  una  estrategia  que, junto con los demás proyectos de reinserción social y en colaboración con profesionales de las distintas especialidades, permita a los internos solucionar los problemas entre ellos a través de la vía del diálogo y la cultura de la paz.Esta  alternativa  de  resolución  de  conflictos  ya  es  utilizada  en  distintos  ámbitos  sociales españoles   incluido   el   penitenciario.   Prueba   de   ello   lo   encontramos   primero   en   Centro Penitenciario  de  Valdemoro  y  posteriormente  en  la  de  Zuera,  en  Zaragoza,  centros  en  los  que esta  iniciativa  ha  dado  buenos  resultados  según  Mercedes  Gallizo,  directora  de  Instituciones Penitenciarias.  

Descargar archivo 1 : doctrina42783.pdf
  COMENTAR