La mediación: ¿una alternativa real al proceso penal?

La principal finalidad que persigue este método  alternativo  de  justicia  es  la  de  alcanzar    la solución  más  justa  posible  a  un  conflicto  originado por la comisión de un delito, que, según los defensores   de   este   proceso,   es   la   reparación del   daño 
causado  a  la  víctima,  elevar  los  niveles  de  satisfacción  de  la  misma,  estimular  al  ofensor  a  pensar acerca  de  los  efectos  del  delito  que  ha  cometido,  y reducir  los  niveles  de  reincidencia,  en  lugar  del castigo  del  autor  del  hecho,  como  sucede  en el vigente sistema de justicia penal. Pero la opción del legislador  por  incluir  en  un  ordenamiento  jurídico determinado la posibilidad de que la comisión de un acto  delictivo  se  derive  a  un  proceso  mediador  no está  exento  de  dudas  e  incertidumbres.  Aunque la mediación  penal  se  ha  aplicado  con  éxito  en  multitud  de  países  durante  más  de  dos  décadas,  y  sigue siendo  objeto  de  un  gran  caudal  literario,  tanto  a nivel  teórico  como  estadístico,  lo  que  parece  cierto es   que   estamos   ante   una   institución   o   fórmula alternativa de justicia todavía inacabada que, aunque no  en  todos  los  casos,  plantea  problemas  de  índole 
procesal  de  gran  calado,  especialmente  en  relación con  el  riesgo  de  abandono  de  los  derechos  fundamentales  de  naturaleza  procesal  del  imputado,  pero también  en  relación  con  la  seguridad  de  la  víctima.En el estudio realizado en este trabajo se analiza si la opción – en caso de aceptarla - por la mediación penal ha  de  verse  como  una  alternativa  real  al  sistema  de justicia  vigente,  o  si  se  trata  de  una  rama  de  la justicia que puede surgir en un momento determinado  de  un  tronco  común  (el  proceso  penal)  a  los efectos  de  dar  una  solución  más  justa  y  eficaz  al conflicto   planteado,   teniendo   presente   el   interés público   en   dicha   solución,   y   no   sólo – aunque también -de las partes involucradas en el mismo.

Descargar archivo 1 : doctrina42782.pdf
  COMENTAR