Ese oscuro objeto del deseo: cuerpo y violencia

Uno de los procedimientos de legitimación de las prácticas opresivas consiste en reducir a los individuos subordinados a la categoría de mero cuerpo.  Tanto la conceptualización de las mujeres como la de  los animales no humanos ha tenido lugar en el marco de los dualismos Cultura/Naturaleza, Mente/Cuerpo y Sujeto/Objeto. Su adscripción al elemento devaluado de los opuestos ha expresado y legitimado su condición de  blanco privilegiado del deseo y de la violencia simultáneamente. El objeto de deseo, convertido en carne, despierta amor y odio, 
anhelo de posesión y de aniquilación.  Para intentar una  mejor comprensión de este fenómeno, este estudio analiza el entramado conceptual que subyace al deseo en la cultura patriarcal.

Descargar archivo 1 : doctrina42777.pdf
  COMENTAR