"Repercusiones del Problema Mundial de las Drogas en el ejercicio de los Derechos Humanos. Aporte de Uruguay a la implementación de la resolución “

"Las políticas de drogas prohibicionistas han contribuido a la generación de mercados ilegales bajo el control de organizaciones delictivas con creciente poder económico, capacidad coercitiva y de cooptación social, diversificando progresivamente el campo de delitos. Como consecuencia ha aumentado la violencia, la corrupción del personal público encargado de cumplir la ley y suplantado al Estado en sus funciones garantistas y de control sobre el mercado, generando enormes daños a la seguridad individual y colectiva, la institucionalidad democrática y la integración social.

Reafirmamos la importancia de velar por el sistema de derechos humanos, subrayando que los derechos son universales, intrínsecos, interdependientes e inalienables, y que es obligación de los Estados garantizar su prioridad sobre otros acuerdos internacionales con énfasis en las Convenciones para el control de drogas.

Uruguay ha liderado la reflexión crítica y realista de los impactos negativos sobre los derechos humanos que ha supuesto la aplicación de las políticas de drogas acordadas a nivel internacional en los últimos 50 años. Preocupan a Uruguay los efectos no esperados de dichas políticas, que han profundizado los problemas de salud, vulnerabilidad social y cultural, convivencia, incremento de la violencia asociada al tráfico de drogas y la ampliación de los delitos conexos de tráfico de armas y trata de personas, entre otros. Estas situaciones constituyen formas de vulneración de los derechos fundamentales y requieren respuestas claras desde la comunidad internacional".

Descargar archivo 1 : doctrina42085.pdf
  COMENTAR